¿Cómo consentirte a ti misma?

Yo tenía una amiga que se hacía cariñitos ella sola y yo no entendía porqué. Ella nos pedía a sus amigos que se los hiciéramos pero si no accedíamos, tomaba un bolígrafo, cualquier objeto o sus propios dedos y se hacía cariñitos ella misma en los brazos, los hombros y el cuello. Suena rarísimo ¿verdad? Yo también lo creía, hasta que me di cuenta de lo que significaba y que a mí particularmente me dejó una gran lección ¿Sabes cuál? No siempre tendrás a alguien que quiera ó pueda consentirte ¿Estás dispuesta a hacerlo tú por ti misma? ¿Estás dispuesta a consentirte tú? ¿Alguna vez has pensado en ir al cine sola? ¿A comer sola? ¿A hacer eso que tanto te gusta sola? Si respondiste que no a más de una pregunta, hay algo que debemos revisar. Y si te pregunto, ¿Irías a un hotel sola? ¿Te regalarías un fin de semana allí solo para ti? ¿Qué me responderías? ¡Este fin de semana he vivido una de las mejores experiencias de mi vida! ¡Disfrutar de mí! El día que entiendas que regalarte tu espacio no es egoísmo, sino amor propio, yo habré hecho parte de mi trabajo. Yo sé que en tu agenda faltan espacios para ti y yo estoy aquí para recordártelo. Pero, tú debes internalizar lo mucho que vales. Y eso, que es por ti, no lo podrá hacer más nadie. Mi invitación es a que te consientas, de la forma que quieras ¡Sólo empieza! ¿Ya tienes una idea de cómo lo harás?

2017-08-22T19:56:50+00:00